miércoles, 6 de abril de 2011

Posts have a nasty habit of disappearing overnight!


Esta es mi recomendación para hoy:

No cambiéis el template de vuestro blog. No lo hagáis o ateneos a las consecuencias. Para los damnificados por la desaparición, ofrezco un bonus en forma de nuevo post esta vez sin dejar pasar 5 o 6 meses entre uno y otro. En un ratito, que tengo que coger las plastidecor y ver si aún me acuerdo de cómo se utilizaban. 

O. 

Os dejo con el texto perdido (afortunadamente copiado en el documento word de la gente que ya ha tenido sorpresas desagradables con esto de las palabras que se las lleva blogger):


- Hola buenas tardes. Soy el pasado más remoto.
- Hola. Pase, pase. No se quede usted ahí. ¿Qué se le ofrece?
- Nada, venía a traer alegría y desasosiego a partes iguales.
- ¿Cómo dice?
- Ya me ha oído.
- Si. Le he oído, pero no acabo de entenderle.
- Ya me entenderá, ya. Es cuestión de tiempo nada más. Mire, mire usted estas fotos.
- Madre mía. ¿Este soy yo? ¿Y este quién era? ¿O es una chica? Disculpe, pero todas estas fotos están como rojizas, exijo una explicación.
- A mi no me mire. Vaya usted a reclamar al padre de la mujer de Paul McCartney.
- ¿Linda, la que hacía con que tocaba el teclado?
- A su padre le he dicho. Y no trate de desviar mi atención. Aquí le hago entrega de un vale que podrá canjear por una serie de sincronías que le pondrán en contacto con una parte de su vida que creía olvidada.
- Arrea. ¿Y dice usted que vienen curvas?
- No lo sabe usted bien. A lo revival.
- Bueno, pues deme usted el cheque, y aquí paz y después gloria.
- Qué frase más carente de significado, oiga usted.
- La dicen mucho en "Cuéntame".
- Madre del amor hermoso.
- Esa también la dicen.
- Adios buenas tardes.
- Adios buenas tardes. 

No hay comentarios: