jueves, 29 de noviembre de 2007

All the people in the house say yeah!

A ver: Yo he sido de toda la vida muy de los Don Mikis. Hasta ahí todo normal. Eres pequeño, te compran tebeos y te los lees, no le das más vueltas. Me encantaban y los cuidaba mucho. Luego mi hermano se dedicaba a romperlos y yo a sufrir (a veces en silencio, a veces a gritos). Paralelamente a eso, veía los dibujos que ponían en la tele de mickey y donald. Y claro, un día me tocó asociar las dos realidades y ver que... ¡¡¡no se parecían en nada!!! Me explico: El Pato Donald de los dibujos animados, llevaba una camisa de marinero de color azul, era extremadamente malhumorado (intratable es más adecuado) y hablaba de una manera muy especial y casi imposible de entender (Sí a todos nos hizo gracia alguna vez, y nos consideramos unos superdotados cuando vimos que era fácil de imitar. Luego las chicas se encargaron de aclararnos que eso no hacía tanta gracia. Ni eso ni imitar a un robot, por muy perfeccionado que lo tuvieramos todos). Donald en los tebeos tenía una camisa negra, no azul, iba un poco de gruñón, pero no daba la impresión de hablar de forma extraña. Y las cosas no acababan ahí. En los tebeos, Donald tenía una galería de secundarios impagable: Narciso Bello, Ungenio Tarconi, Patoso, ¡Los golfos apandadores! Pero bueno, ¿qué explicación había a eso? Al no haber internet me pasé casi toda mi infancia y adolescencia con una grán interrogación sobre mi cabeza. Bueno, eso me hizo popular en el instituto, no me quejaré ahora.
Con el tiempo descubrí que lo que ocurría era que los tebeos de Don Miki eran una especie de franquicia (italiana) de la que Walt Disney no se responsabilizaba directamente. Parece que tenían bastante libertad para usar los personajes pero inventarse todo lo que les rodeaba. ¡Dios les bendiga!
El Donald que hablaba bien incluso tenía una personalidad superheróica: PATOMAS (en español), Paperinik (en Italiano), que me sigue fascinando. Parece que Planeta se va a poner a sacar parte de este material (al menos de Miki). Lo de internet me ha hecho llegar a conocer los nombres de esos dibujantes que me gustaban tanto y que identificaba inmediatamente pero que ya me había resignado a que fueran anónimos. Otro día hablamos de ellos.
English version:
If you haven't seen donald duck dressed like this, you are missing something real good.
This resume the whole spanish chachara.

9 comentarios:

Raúl Arnáiz dijo...

La madre te parió.
(x_x)
kghua kghua! (imitación del donald animado, mientras hago el roboz)

moephisto dijo...

Jajajja, cada vez me gusta más tu faceta de escritor. Soberbio.

serialkid dijo...

joer, si que mola Patomas!!! Yo tengo un tomo de los antiguos, que atesoro en la misma caja fuerte que mi Pocket de Ases con la primera reunión de los Defensores!!

serialkid dijo...

Off topic: Escribamos una palabra con el galimatias este que sale para poder comentar!!! Mi palabra de hoy es:

lecetelyr: Medicamento de la farmaceútica xxx. Composición: laudano, adormidera y ajenjo.
Posología: administrar mezclado con vino para sorpresa de sus invitados indeseados o ancianos con herencia.
Efectos secundarios: Muerte.

Guillermo P. Mogorrón dijo...

Madre mia, siempre me pregunté lo mismo y nunca fui consciente hasta hoy!:O

SalBa Combé dijo...

Guau! eso es documentarse.
Cuantos recuerdos y que buenos todos ellos.
Yo siempre fui mas del donald con camiseta negra que azul y este alter ego suyo me encanta.
Gracias por refrescarme la memoria.

Cris dijo...

CUA CUA...
os echamos de menos, CUA CUA

TERESA VALERO dijo...

Como yo ya voy teniendo una edad a considerar (a considerarse elevada, vamos!) tengo también el privilegio de haber pasado no pocas horas disfrutando del antecesor de Don Miki, los tomos de Dumbo... cosa fina. Por aquel entonces, una prima mía, que tenía LA COLECCIÓN COMPLETA, estaba entrando en la adolescencia y uniendo que ella prefería los solos de Barry Gibb o los gorgoritos de la Elo y que yo desarrollé una mirada de súplica a lo cordero degollado que ya, ya, me pasó la mayor parte de ellos... Hoy casi todos están desaparecidos o muy deteriorados, pero frescos en mi memoria... Ah, qué recuerdos nos haces despertar, amigo Oscar!

Un abrazo y los mejores deseos para estas fiestas para tí y tus chicas.

Christian Lowell dijo...

Hola Oscar,
a mi siempre me gustó el Donald de los cómics, ya fuera en los cómics de Dumbo o en los de Don Miki. No soporté nunca al Donald de la tele. Esa voz me parecía horrorosa y muy alejada del cómic. El de la tele era un Donald tontorrón, malhumorado y dificilmente entendible. El de los cómics era un Donald divertido, inteligente y poco dado al trabajo. La versión de superhéroe (Patomas) me fascinó. El primer Dumbo en el que aparecía Patomas aún lo guardo - Patomas y la Bella Dormilona - (sin tapas). Me lo leí infinidad de veces y siempre que lo veo me trae recuerdos de la infancia. Con esa excusa, o por algun otro motivo especial, he decidido acabar mi colección de Dumbo. Aún me faltan muchos ejemplares, aunque gracias a internet hoy en dia es mucho más fácil encontrarlos que hace unos años.

Aplaudo tu interesante "investigación" sobre Donald. Felicidades por el blog.