jueves, 17 de mayo de 2012

Detrás de los cristales llueve y llueve






Hecho Objetivo Número 1 (HON1) En España hay más días de sol que días lluviosos.
HON2. A la mayoría de la gente le gustan más los días de sol que los días lluviosos.
HON3. Los días lluviosos se producen como resultado de fenómenos atmosféricos  de carácter aleatorio. Nadie los utiliza contra la humanidad con el objetivo de causar daño a personas o animales.
HON4. Ni el sol ni la lluvia pueden ser considerados buenos ni malos salvo de forma coyuntural.
HON5. La mayor parte de la gente no se sientan a pensar sobre estas cosas y directamente sustituyen el término  “día soleado” por alguno de estos otros: “día estupendo”,” día fenomenal”,” día maravilloso”. Así como el término “día lluvioso” por frases del tipo: “día asqueroso”, “día horrible”, “mier de lluv”.
HON6. No importa si acabamos de salir de la mayor sequía del siglo, las personas anteriormente mencionadas (recordemos que son mayoría y que disfrutan de una mayoría de días de sol), reaccionarán de manera airada ante la primera gota de lluvia que moje sus cabezas.
HON7. Los días soleados provocan en el cuerpo humano un aumento de la transpiración. Esto hace que el asco presida cualquier relación humana que se produzca  bajo estas circunstancias.
HON8. No esta nada bien visto que un ser humano prefiera los días lluviosos (que son menos que los soleados, no lo olvidemos).
HON 9. Si a esta mayoría de gente que prefiere los días soleados se les cumpliesen sus deseos y nunca lloviese, la vida en la tierra desaparecería en un tris.

En otro orden de cosas, la persona que el mes pasado había decidido quedarse en casa un sábado por la tarde “para leer un rato y ver una película tranquilo” ha sido exculpado hoy de las acusaciones de “llevar todo el día encerrado en casa”, “pasarse el día delante del ordenador” y “haber estado más de 24 horas en pijama”, después de que sus abogados lograsen convencer al jurado de que su defendido también era una criatura del señor. 

Y escuchen a "The Seasongs", hombre, que acaban de volver de Liverpool, de dejar alto el pabellón en "The Cavern", donde otrora.